21 dic HIGIENE POSTURAL

La higiene postural consiste en adoptar posturas y realizar movimientos de la vida diaria de forma que la carga para la columna y su musculatura sea la menor posible, evitando así posibles lesiones. Por tanto, es imprescindible reconocer los hábitos posturales dañinos para nuestra columna, al igual que aprender y practicar los adecuados.

En el dolor de espalda, indiferente a su causa, se verá incrementado por determinadas posturas y sobreesfuerzos habituales en nuestra vida diaria.

De forma general la columna sufre cuando:

– Nos mantenemos mucho tiempo en la misma posición, de pie, sentado o acostado.

– Adoptamos determinadas posturas que aumentan las curvas fisiológicas de la columna.

– Al realizar esfuerzos, ya sean grandes o repetidos en el tiempo.

– En movimientos bruscos o posturas forzadas.

ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DE LA COLUMNA VERTEBRAL

– Proporciona soporte y estabiliza la postura.

– Genera movimiento, puesto que está articulada por las vértebras.

– En ella se insertan múltiples músculos, ligamentos y tejidos.

– Sirve de protección al sistema nervioso central, puesto que contiene la médula espinal.shutterstock_155445686

PROBLEMAS POSTURALES

Al adoptar posturas incorrectas la tensión armónica de la columna se rompe, produciéndose un desequilibrio que puede acabar en lesiones y alteraciones en su curvatura normal.

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.37.03

MEDIDAS HIGIÉNICAS GENERALES:

1. Evitar realizar actividades en las que se esté mucho tiempo en la misma posición. Ya sea sentado, de pie o acostado.

2. Realizar descansos cada 45 minutos aprox. entre las diferentes actividades.

3. Entorno adecuado: altura de los objetos, iluminación…

4. Evitar los giros excesivos del tronco. Realizar el giro con movimiento de caderas y rodillas.

5. La carga del peso corporal debe de estar equilibrada entre las dos piernas. Para evitar sobrecargas se deberá mantener los pies ligeramente separados a la altura de las caderas. Evitar las posturas demasiado erguidas o relajadas de la columna.

6. Al sentarnos la espalda debe estar alineada y apoyada sobre el respaldo de la silla, que deberá respetar las curvaturas normales de la columna.

7. Al levantar peso se hará con piernas y nunca co la espalda. Doblar las rodillas y no agacharse con las piernas rectas, ni girarse, al levantar un peso.

8. Para trasladar objetos es mejor empujarlos aprovechando el propio peso del cuerpo. Se puede empujar de espalda, con las piernas, sin que la columna intervenga.

9. Para estar acostado o dormir, lo ideal es adoptar la postura que nos permita apoyar toda la columna, como boca arriba o de lado. No es recomendable dormir boca abajo.

10. Hacer ejercicio regularmente promoviendo resistencia y elasticidad muscular.

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.36.58

Sin comentarios

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.