20 dic INFILTRACIÓN DE PUNTOS GATILLO

La infiltración de los puntos gatillo, o también llamados puntos trigger, forma parte del tratamiento del dolor miofascial o el relacionado con los síndromes dolorosos musculoesqueléticos. Consiste en la inyección de anestésico local y antiinflamatorios (habitualmente corticoides), o toxina botulínica, según esté indicado en cada paciente, en los puntos dolorosos que habitualmente se asocian a contracturas en diferentes grupos musculares de cuello, espalda, etc. Su objetivo es la inhibición del impulso nervioso doloroso.

Tratamiento del dolor miofascial mediante toxina botulínica:

El dolor miofascial se produce por contractura mantenidas de uno o varios músculos. Es un problema de dolor relativamente frecuente, que tiende a cronificarse y, que por sus características, una vez cronificado puede confundirse con dolor de un nervio u otra estructura. El empleo de toxina botulínica ha permitido tratar estos cuadros de dolor aprovechando los efectos de la misma, al provocar la relajación del músculo tratado. Con un diagnóstico correcto, es un tratamiento eficaz con una duración de sus efectos de meses.

shutterstock_189716345

Sin comentarios

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.